Tras más de 30 años en el mercado, un grupo biofarmacéutico internacional quiso que su convención anual representase este momento destacado para la compañía.

Grupo Pacífico diseñó y desarrolló un proyecto en Palma de Mallorca en el que, junto con reuniones en plenario y acciones formativas, se puso especial énfasis en el ejercicio de teambuilding, la selección de localizaciones, el nivel técnico en iluminación y sonido y la acción colaborativa con la participación de un DJ internacional.

Grupo Pacífico cuidó de manera muy especial el desarrollo de la actividad de teambuilding. Se aprovechó la orografía de la isla para narrar una historia que lograse la implicación de todos los empleados. Durante la contrarreloj se movilizaron diez lanchas a motor y más de una veintena de jeeps que fueron utilizados para llegar a cada punto que iban indicando las pistas y así completar el juego.

Por la noche, Grupo Pacífico introdujo a los asistentes en una experiencia de otro tiempo. Galdent, una antigua cantera, acogió la cena de gala para la que se elaboró un complejo proyecto de iluminación y sonido a la altura del espacio seleccionado. El músico y productor internacional Carlos Jean fue la sorpresa final. Amenizó la madrugada con una sesión personalizada y exclusiva. Además, coordinó la acción colaborativa que contó con la participación de los asistentes que prestaron su voz a la banda sonora de la convención.