El fabricante de automóviles Mazda presentó en Madrid su nuevo Mazda3, modelo que supone un paso más en el camino de la marca hacia un perfil premium.

Bajo el concepto “The Feeling Factory”, Mazda quiso acercarse a los apasionados de su marca a través de los sentidos, recreando un proceso emocional de la fabricación del vehículo.

Para conseguir este objetivo, en DHM concebimos una serie de micro eventos “clandestinos” y exclusivos donde sorprendimos a los más de 300 asistentes. Divididos en pequeños grupos, preparamos una experiencia inmersiva y onírica combinando iluminación, sonido, decoración, video y performances artísticas que les condujo a un viaje a través de los pilares de la marca: el diseño kodo, el color y el jinba ittai.

Una vez finalizado el proceso de fabricación previa, se desvelaron, para sorpresa de los asistentes, dos unidades del nuevo modelo en exclusiva -que se presentaban en Europa por primera vez - con un espectáculo de luz y sonido que exaltaba sus depuradas líneas de diseño y transmitía el lado más tecnológico del vehículo.